Organizar un Torneo

Cuando vemos el afiche del torneo. Ya se tiene meses trabajando en la organización.

Para un atleta o un jugador promedio son prácticamente invisibles las vicisitudes y maromas que han de realizar los organizadores de un torneo antes, durante y después de cada evento. Este participante probablemente se retira a descansar después de su exitosa (o no tan exitosa) performance, mientras que los organizadores a lo mejor ya tienen rato trabajando en el campeonato que vendrá. Es como una rueda que no termina nunca de girar.

No me voy a referir al ciclo de los Juegos Olímpicos, ni a la Champions League o al Clásico Mundial de Baseball o al Mundial de la FIFA, tampoco a las mejores ligas profesionales: NFL, NBA, LPF, MLB, etc. Que manejan a fuerza de muchos $ la solución de estos problemas. Vamos a ubicarnos en los torneos amateur o a lo sumo semi pro, que se llevan a cabo en ligas populares, empresas, barrios, universidades, colegios u otros entes propios de las comunidades.

No es necesario contar con la UEFA para organizar satisfactoriamente un torneo.

Los torneos pueden ser de dos tipos: Internos o Abiertos. Un torneo interno es aquel donde compiten los miembros que tienen algún vínculo en común: Equipos de una empresa, universidad o colegio, equipos pertenecientes a una liga, equipos de una parroquia o municipio. Un torneo Abierto es cuando aparte de los equipos propios del área que organiza el evento, se admite la participación de otros equipos que aceptan la invitación a participar. Si el financiamiento del torneo corre por parte de un patrocinante, tal como pudiera ser el instituto educativo, una liga establecida, empresa, municipio, etc. Lo lógico es que el torneo sea interno, si el financiamiento se carga totalmente o en parte a los participantes, pudiera ser abierto. Muchos torneos abiertos reciben hasta invitados internacionales.

Esta primera definición es apropiada para emitir o lanzar la convocatoria del torneo. Para ese momento se debe saber si se dispone de financiamiento por parte de un patrocinante principal, o de varios, o se pedirá a los equipos que cubran la totalidad de los gastos o sólo una parte. También se debe tener la factibilidad cierta de la(s) cancha(s). Esto se entiende como la ubicación, adecuado mantenimiento, costos, horarios de usos y garantía de disponibilidad cuando se requiera. ¿Primero el huevo o la gallina? Si no tengo aún la totalidad de los equipos ¿Cómo sé cuanto va a durar?, ¿Cuántas veces usaré la cancha? No hay que asustarse. Un torneo interno sabe más o menos cuantos equipos maneja. Un torneo abierto, mientras más equipos mejor, y se puede dividir en grupos de 4 a 6 equipos y si son muchísimos se pueden aún dividir más usando categorías. De todas formas al lanzar la convocatoria se ha de tener un estimado grueso de fechas de inicio y fin del torneo y en último caso es también posible limitar el número de equipos que pueden inscribirse.

Una convocatoria bastante completa.

¿Cómo debe ser la convocatoria? Por la vía adecuada: email, redes sociales, carteleras de la empresa, colegio, universidad, organismos públicos, o volantes y otros medios de publicidad local, algún amigo con programa de radio, pueden servir de vehículo de información. Allí se debe identificar:

  1. El ente organizador (liga, comité, departamento, etc.)
  2. Obviamente el o los deportes que estarán en competencia, también se debe incluir la definición de las categorías (máster, adultos, menor (varias), femenino, masculino, mixto, etc.)
  3. Fechas propuestas de inicio y fin, con días y horas de juego si es posible.
  4. Como comunicarse con el comité organizador para obtener más información.
  5. Y la fecha tope de solicitud de inscripción.

En este punto ya se ha de tener un estimado de los costos que tendrá el torneo y se podría decir a los equipos cuanto costará su participación, si es el caso. ¿Cómo presupuesto un torneo? va a depender de los servicios que se ofrecen por la organización, por lo general, aunque dependerá de si se tiene un patrocinante muy generoso (que por lo general nunca es así) las organizaciones no ofrecen en sus presupuestos: ni uniformes de los equipos, ni hidratación, ni refrigerios, ni transporte a los eventos. Estos son costos a cubrir por cada equipo. Las organizaciones se encargan de coordinar la contratación de:

  1. La cancha deportiva, su acondicionamiento y preparación para cada juego (mallas, cestas, marcaje, etc.)
  2. Arbitraje. Al menos un principal y un anotador, dependiendo de la calidad suele incluirse uno o más árbitros auxiliares.
  3. Pelotas o balones (Bajo el cuidado o custodia de los árbitros)
  4. Premiación, que bien pudieran ser con trofeos, en metálico (dinero en efectivo) o en especies (equipamiento deportivo o de otra índole)

No está de más financiar el torneo, aunque sea parcialmente, con rifas o pequeños Fan fests de ventas de comidas caseras, bebidas de hidratación, souvenirs (POP), etc. que se ofrezcan al público y a los jugadores durante su permanencia en la cancha.

En las afueras de la cancha, una serie de “kioscos” se prestan para ofrecer desde comidas y bebidas, souvenirs o sofisticados productos deportivos al público asistente. No está de más rifas y juegos de: “Pruebe su habilidad deportiva aquí…”, Invitados especiales y otras amenidades pueden servir de anzuelo para que gasten.

Una vez obtenida la confirmación del interés en participar de un determinado equipo, este deberá formalizar su inscripción con el llenado de una ficha. Esta ficha suele ser una planilla en la que se completan los datos del equipo: Nombre del equipo, identificación del delegado y sus datos de ubicación, nombre del entrenador o manager y los nombres de los jugadores, cada uno con su número de identificación (DNI o cédula de identidad), fecha de nacimiento y cualquier otro dato de interés para la organización (ya veremos más adelante).

Casi siempre de los 20 y tantos equipos que muestran interés, el 90% entregan la ficha completa y a tiempo. Es decir al menos dos no se manifiestan. Las inscripciones deben estar listas una semana antes de comenzar el torneo, y en esa semana se ha de realizar el “Congresillo Técnico”.

Sin mucho lujo, un congresillo técnico es una reunión de trabajo.

Los detalles del congresillo y del resto del torneo la semana que viene.

El Taller de Baseball (jugando a la ofensiva)

Para ver el artículo haga click sobre el texto que acompaña cada imagen, o selecciona el link correspondiente en la leyenda más abajo.

La Gestión de una Liga (2a parte)

Extrañamente (para los tiempos que corren) una liga no busca obtener ganancias económicas, y en caso de obtenerlas no sería nada malo, pero por lo general es un conglomerado de entes (equipos, colegios, empresas u otros organismos), los cuales pueden ser también sin fines de lucro, ya que su meta real es practicar uno o varios deportes de forma organizada. Si la liga fuera profesional los que buscan decididamente ganar dinero (para mantenerse) son los equipos profesionales, la Liga es un costo y es mantenida por la contribución y gestión de ellos. Bajo estos conceptos podemos deducir que en una liga van a manejar recursos aportados por sus miembros, la comunidad o algún ente, para desarrollar competencias (torneos o campeonatos) y esto lo han de realizar de forma tal que cada miembro reciba el mismo trato y tenga la misma oportunidad en cada uno de los eventos que participe.

En nuestros ejemplos de más adelante incluimos siempre las categorías femeninas y mixta. Es una necesidad y un derecho.

Por ello cada liga debería definirse mediante un documento constitutivo, el cual ha de establecer las obligaciones y derechos de los miembros, así como los objetivos de la liga, su organización y el ámbito donde ha de moverse. Técnicamente es un contrato entre los miembros y son socios más en los gastos que en las ganancias (si las hubiere). Ese documento puede ser privado en el caso de ligas formadas para competir dentro de empresas, colegios o clubes. De resto, si intervienen otros entes (empresas, colegios, etc.) el documento debería ser “registrado” oficialmente en una notaría, ya que las obligaciones y responsabilidades crean los deberes de aportes de mantenimiento y establecen derechos de disfrute de organización de eventos que incluyen: Canchas, rivales de la misma categoría (más o menos), árbitros, pelotas, accesorios, premios (si los hay) y ente regulador de discrepancias (Directiva de la liga ó tribunal disciplinario).

Veamos algunos ejemplos rápidos de organización:

Estas ligas solo se ven en algunos colegios muy bien organizados (me consta que existen el el San Ignacio de caracas, La Salle, Champagnat y otros)

De estas si pueden existir muchas, este ejemplo es ilustrativo totalmente, cada una tiene su propio estilo.
El aporte de patrocinantes a las ligas es un beneficio en ambas direcciones. Permite el desarrollo de eventos y sirve de publicidad sana y apropiada.

Estas ligas son pocas. Quizás existan una por ciudad grande que tengan varios clubes. Son muy competitivas y disponen por lo general de instalaciones muy bien mantenidas.

Esta ligas son muchas. Son la base del Baseball en Venezuela. Aunque las instalaciones no sean las mejores.

Una liga es un acuerdo entre rivales, para no decir “enemigos”, en el buen sentido luchan por “trofeos”, en otros niveles (profesionales por ejemplo) lo hacen por dinero, internacional o nacionalmente se lucha por prestigio y cualquier desequilibrio (ventaja indebida en la organización) produce que los miembros abandonen la liga. Que una liga perdure es un gran esfuerzo, ya que el desgaste de sus dirigentes es importante, cada equipo trabaja por su beneficio y esto no es fácil de coordinar.

Gracias a Natalia navas por la corrección y estilo en la redacción.

Las Ligas de Baseball alrededor del mundo

Ya comenzó el entrenamiento MLB

Busque aquí su liga favorita de Baseball o averigüe dónde más se juega Baseball:

LA NOTICIA DEL MOMENTO:

Spring Training MLB: Ya abiertos primeros campos de entrenamiento. Información sobre la temporada.

Spring Training NPB: Los campos abren el 23 de febrero.

PAISASÍ VAN LOS EQUIPOSCALENDARIO
La MLBFechas aperturas campos
USATabla de Posiciones 2020Esperando el Spring Training
La NPBJuegos de pre temporada se podrán realizar con público
JapónTabla de Posiciones 2020Esperando el Spring Training

La Gestión de una Liga

En memoria de Freddy Mier y Terán.

El año pasado publicamos un artículo sobre “Su Organización Deportiva“. Allí comenzamos hablando de grandes organizaciones deportivas y llevamos la conversación a la organización de un equipo. Pero, aunque lo sugerimos, no destacamos demasiado que un equipo necesita contrincantes, contrarios o adversarios. ¿Dónde conseguirlos?

Pensar en conseguir rivales suena como el luchador ambulante que va de barrio en barrio, o pueblo en pueblo, apostando contra adversarios que le aguanten más de 5 ó 10 minutos de pelea. Estos rivales son prácticamente enemigos y es probable que el aspirante siempre pierda en su intento de vencer al apostador errante y queden inhabilitados de seguir en acción al terminar el combate (muy probable que pierdan por knockout contra el osado apostador).

El objetivo no solo es jugar “caimaneras”. Es mediante organización desarrollar y escalar los equipos y a sus miembros dentro de sus posibilidades reales.

Aunque existen los equipos viajantes, un equipo no puede funcionar así, al menos los equipo de aficionados de gente que trabaja o estudia, usualmente están asociados a un barrio, colegio, universidad, empresa, etc. No están viajando en busca de rivales desconocidos y esperan jugar o participar en lugares accesibles a su presupuesto y sin alejarse mucho de su rutina diaria. Y aunque pueden buscar juegos uno por uno cada fin de semana e ir improvisando rivales, lo conveniente es asociarse a ligas del deporte que se practica, las cuales no son más que iniciativas de integrar estos equipos en eventos de cierta regularidad y organización.

Las ligas por su origen, sus ámbitos o su iniciativa podemos clasificarlas en:

  • Públicas (Gubernamentales, nacionales, estadales o locales), o privadas (Organizadas por empresas, instituciones o por iniciativas de personas particulares).
  • Pudiera ser liga de una sola instalación deportiva o que aprovecha varias, en el caso de aprovechar varias estas pudieran ser cercanas o distantes.
  • Las iniciativas se refiere a la necesidad o inquietud de conducir a las organizaciones a aprovechar los recursos disponibles y de hacerlo de manera regular, bien pudiera ser aprovechar el aporte de una empresa para jóvenes de escasos recursos, o recibir equipos y disputar torneos en temporada de vacaciones.
Es famosa la liga de Rugby de la empresa de Ron Santa Teresa (Proyecto Alcatraz), sus participantes son ex-miembros de bandas delictivas de la zona de la hacienda Santa Teresa en Aragua.(1)

Así podemos, por ejemplo, tener una liga que se origine por una iniciativa privada (grupo de docentes), de los colegios de una ciudad, aprovechando las instalaciones deportivas de esos colegios y realizarlo cada año escolar en una fecha más o menos fija.

Ese ejemplo podemos exprimirlo un poco y describir que: Se necesita una organización, una sede, una administración y de cierta continuidad. Una liga no se debe concebir o llamar así para un sólo torneo o campeonato.

Un grupo de Colegios de Caracas ha mantenido por años una liga deportiva escolar. La organización se la rotan cada año.

Comencemos por lo más fácil (aparentemente): La sede. Una liga de colegios puede fácilmente disponer de un rincón en el departamento de deportes de alguno de esos colegios, donde una gaveta de algún mueble sirva de “archivo”, en ese local se realicen las reuniones y cualquier inquietud de los equipos, árbitros, anotadores, jugadores, patrocinantes, proveedores o público en general pueda dirigirse y esperar ser atendido. Esto aplica para empresas (ligas empresariales con unidades de personal o recursos humanos) y para el gobierno (Oficinas en estadios, u oficinas de deporte en alcaldías o gobernaciones).

Los centros deportivos deben ser planificados con oficinas de servicios para las instituciones públicas, allí pueden aprovechar las ligas deportivas para tener sus sedes.

Una administración: Lo usual en ligas pequeñas de pocos equipos es contar con el mínimo personal ejecutivo: Presidente (cabeza que representa la organización, convoca y preside reuniones, lleva agenda, atiende reclamos, etc.), Secretario (lleva el “papeleo” de la liga, registros, fichajes, calendarios, etc.) y Tesorero (llevará la administración financiera de la organización). Toda liga debe reunir a los representantes de los equipos con cierta frecuencia. Este consejo de delegados debe debe tomar las decisiones más importantes de la liga. Las ligas de muchos equipos pueden contar con tribunales disciplinarios, los cuales deciden sobre los asuntos de esta materia (disciplina) que siempre ocurren durante los eventos (reclamos, expulsiones, divergencias, etc.)

La Organización se refiere aparte de estar claros en el deporte en que se ha de participar, están las categorías y esto conlleva a que las instalaciones deben estar adecuadas a estas exigencias, usualmente las instalaciones y los equipamientos infantiles son bien diferentes a los de los adultos. También se trata de coordinar las fechas o “Temporadas” de los torneos. También es necesario contar con los servicios de arbitraje (que incluye la anotación o mesa técnica), esto último por lo general se contrata con organizaciones especializadas en ello.

Una liga debe ser para durar, siendo importante que planifique sus actividades anualmente y guarde los registros de sus eventos y temporadas. Actualmente con los sistemas de computación es posible hacer esto con mayor facilidad y hasta mantenerlo publicado en páginas web, aunque eso implique contratar otro servicio o disponer algún miembro de la liga diestro en estas tareas.

La semana próxima ahondaremos en el desarrollo de las ligas para nuestros ámbitos colegiales, de trabajo o vecinal.

Agradecimiento especial a Natalia Navas por la corrección y estilo en la redacción.

(1) https://www.marca.com/2014/11/13/mas_deportes/rugby/1415881310.html

La Obesidad en el Deporte

Correr las bases así tiene doble mérito: llegar safe y lograrlo con ese peso.

Hay deportes en los que la obesidad puede no ser un estorbo: el Sumo en Asia y otras artes marciales, deportes de combate como algunos tipos de lucha, algunos jugadores del Football americano que trabajan en detener avances tanto defensivos como ofensivos, algunos jugadores de Baseball (pitchers, primeras y terceras base y los ahora los bateadores designados), lanzadores en atletismo de bala (pesa) y martillo. Todos estos deportes tienen en común el apoyo en una gran masa corporal para: impedir el accionar del oponente y/o modificar o establecer la trayectoria de un objeto (pelota, bala o martillo). Por el contrario, son muchos los deportes en los que la preparación conduce a tener una excelente figura y obliga a mantenerla: los corredores de pista en atletismo, los ciclistas, los jugadores de Football (Soccer), los de Basketball, la mayoría de los outfielders en el baseball, etc. Un tenista no tendrá mucho éxito si debe correr una cancha por más de una hora y sufre de sobre peso.

El choque de masas en el Sumo puede durar pocos segundos. Único objetivo: Derribar al oponente.

¿Qué es la obesidad?

“La Organización Mundial de Salud (OMS) define a la obesidad como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud.”[1]

Todos tenemos grasa en nuestro cuerpo. Esta grasa se divide o clasifica en dos tipos: grasa corporal esencial y grasa corporal de almacenamiento. La esencial será aquella que nuestro cuerpo utiliza en nuestras actividades cotidianas de la vida y pudiera tener que ver con lubricar partes de nuestros cuerpos, por ejemplo nuestros ojos, articulaciones, la piel, etc., así como también ayuda a producir la leche materna, entre otras actividades propias del ser humano. La de almacenamiento es grasa que se acumula en el tejido adiposo y que servirá para mantener nuestras actividades vitales cuando el cuerpo requiera de energía extra, como en largos períodos sin alimentarnos o cuando hacemos excesiva actividad física. También tienen una función de protección de órganos y tejidos[2].

Hay deportes donde las leyes físicas apoyan que el atleta pese más, sin importar si esto se logra en base a musculatura o es tejido adiposo (grasa)

La obesidad puede detectarse en algunas personas a simple vista. Presentan un volumen en su figura que los califican como “gorditos”. Pero, ¿cómo saber si estamos acumulando grasa en exceso? Algunas personas presentan contexturas que se aceptan como normales pero pudiera ser que se acerquen a los límites de lo médicamente recomendado, esto por lo general ocurre cuando se habla de una contextura media, o de personas que siempre fueron fuertes o robustas. Para evaluarse uno mismo existe el Índice de Masa Corporal o IMC. No es un parámetro perfecto, en el sentido de que para algunas personas (atletas, por ejemplo) se requiere de correcciones, pero en general da un valor que permite alertarnos sobre esta condición o sobre la desnutrición (a la que también pone en evidencia). Para calcular este índice se toma el peso en kilogramos y se divide por la estatura en metros elevada al cuadrado[3]. Si al calcularla obtiene un valor que le indica sobrepeso o algún grado de obesidad, no es para asustarse, nadie sufre ataques repentinos de sobrepeso. Eso sí, deberá consultar pronto con su médico y este le ha de orientar sobre si realmente es sobrepeso o hay errores en su cálculo; es probable que le indique exámenes para descartar desequilibrios en sus valores de laboratorio.

Este cálculo se realiza en kg para el peso y la altura en metros (los valores y límites cambian si usa otras unidades de medida)

“En la Región de las Américas ha habido, en las últimas décadas, un notable incremento de las enfermedades crónicas no trasmisibles (ECNT) asociadas a estilos de vida no saludables. Estas enfermedades y trastornos en conjunto, entre los que se encuentran la hipertensión arterial, la diabetes mellitus tipo 2, la enfermedad coronaria, los accidentes cerebrovasculares, la obesidad y algunos tipos de cáncer, son las principales causas de muerte, morbilidad, discapacidad y deterioro de la calidad de vida.

Otro aspecto crítico de esta epidemia de ECNT es el alto costo que representan para los servicios de salud el tratamiento y la rehabilitación de pacientes con estas afecciones, factores que acentúan las inequidades existentes.

Entre las ECNT, la obesidad merece especial atención, ya que es en sí misma una enfermedad crónica y a la vez un reconocido factor de riesgo de muchas otras. El estudio y abordaje de la obesidad no pueden desligarse de los de otras ECNT por diversas razones: 1) porque comparten algunos factores causales y subyacentes comunes, como la alimentación inapropiada y el sedentarismo; 2) porque al identificar a los sujetos obesos se está identificando a una alta proporción de los sujetos en riesgo de padecer otras ECNT; 3) porque al prevenir la obesidad -mediante la promoción de estilos de vida saludables- se previenen la mayoría de las ECNT; y, por último, 4) porque al tratar al obeso se disminuye el riesgo de que sufra complicaciones y también se reduce el efecto mediador que tiene la obesidad en relación con otros factores de riesgo[4].”

Es entonces evidente que los atletas que mencionamos arriba en la introducción, que para cumplir alguna función deportiva aumentan excesivamente de peso, en el Sumo, Football Americano, Rugby, Baseball, Atletismo, etc., ponen en riesgo su salud. La explicación más simple comienza en el exceso de trabajo que asume el sistema cardiovascular, al necesitar incrementar el trabajo del corazón con el bombeo de sangre para mantener todos los tejidos bien irrigados. Varias consecuencias se desprenden de allí: incremento de la presión arterial, aumento de los lípidos en sangre, aumento de la glicemia en sangre (Diabetes mellitus), entre otras. Es decir, de una sola enfermedad, la obesidad, se puede pasar a padecer otras adicionales.

Lo que puede parecer gracioso y simpático en la infancia (“El gordito de 1a Base”) puede ser una obesidad crónica en el futuro.

Describo mi experiencia personal. El trabajo de Ingeniero, aunque es parcialmente fuera de oficina, tiene características de sedentario, y después de 15 o 20 años de trabajo se sienten las consecuencias. Más o menos con 45 años, me tocó un día el examen médico anual: con mi 1,69 m de estatura mi peso rondaba los 82 Kg. Eso arroja un IMC de 28,71, lo que en las tablas clasifica como “sobrepeso”. Nunca me había sentido “gordo”, pero si reconozco que había desarrollado algo de barriga y mis tallas se habían incrementado del 30 en pantalón a 34. Eso no fue todo: mi tensión arterial había subido (no mucho, pero estaba casi en los límites inferiores de la hipertensión), los exámenes de sangre presentaron el colesterol y los triglicéridos por encima de valores normales (diagnóstico Dislipidemia), y la glicemia por encima de lo recomendado. Aparte de contar con algunas condiciones hereditarias, no era el resultado usual y enseguida inicié una terapia con dieta y medicamentos. No funcionó de inmediato, hubo que probar varios recursos hasta que la Dislipidemia cedió, pero la tensión y la glicemia alta se mantenían. La dieta fue imposible de seguir debido a que en Venezuela no es factible consumir lo adecuado, si no lo que se “consigue”. Hasta que el mercado enloqueció (se conseguía mucho menos que antes) y la ingesta de calorías bajó bruscamente (este hecho histórico se conoce popularmente como la “dieta de M…”)[5], no bajé de peso. La tensión arterial se normalizó, los valores en sangre también, el IMC está bien debajo de 25. Continúo con los medicamentos para evitar recaídas, pero creo que el gran avance fue bajar de peso. Volví a usar los pantalones talla 30. En los equipos de Softball mi talla era la “S” para la camisa. Varios compañeros eran XL y algunos XXL, y tenían que arreglar la camisa porque no les cerraban los botones.

El sobre peso es evidente. Y el personaje es vegetariano. Algo no está funcionando como debe ser.

Cada caso es individual y debe ser atendido con asesoramiento profesional. Repaso las evidencias de las que hay que estar pendientes: el IMC debería estar dentro del rango de “peso normal”, si no lo está ya es un signo de que puede haber problemas, también la presencia de “barriga” que fue mi caso, pero hay otros lugares donde el cuerpo acostumbra a acumular tejido adiposo como los glúteos, las piernas, hombros, etc.: se detecta el cambio por la pérdida de la ropa debido al incremento de talla. Obviamente, la química sanguínea y la tensión arterial deben ser vigiladas, y no se vaya a creer que esto pasa después de los 40s.

Algunas veces vemos familias “gorditas” que indican que la dieta familiar no es la conveniente, los niños de estas familias son socialmente “favorecidos” por simpáticos y graciosos, por lo general, en el caso del Baseball, juegan 1ª base o cátcher, y por esos efectos de cumplir la segunda ley de Newton, batean lejos y profundo. Una obesidad crónica (desde la infancia o juventud) a lo mejor sólo cederá con tratamientos quirúrgicos y costosos.

¿Cuáles son los tratamientos recomendados para corregirla? Lo primero es la Dieta Balanceada[6], ya tenemos una entrada de blog sobre el tema. Hay una cuenta simple: consumir menos calorías (Kcal) que las que puede quemar, para ello hay que revisar lo que consumimos en un día y estimar que, en un trabajo sedentario, con traslados en auto personal y sin hacer deportes, una dieta por encima de 2.000 Kcal pudiera conducir al sobrepeso, si es menos de 2.000 Kcal mejor[7]. ¿Y si no puedo evitar exceder la cantidad recomendada? Quémelas haciendo ejercicio, lo cual se logra practicando seriamente un deporte personal[8]. Esto implica no menos de tres sesiones semanales de ejercicio o juego, caminar o pedalear al trabajo o escuela, y evitar el consumo excesivo de azúcar.

El sobrepeso no es excusa para desempeñarse mejor en el bateo, la figura de este jugador lo demuestra.

¿Con quién asesorarse? Evite los entrenadores que propicien la obesidad (aunque su deporte sea el Sumo o la lucha Grecorromana), apóyese en aquellos que le propician cuidar este aspecto en su vida, sin caer en los fanáticos del “fitness” que viven de ello y hasta se meten en sus formas de comer y dormir. Niños y adolescentes deben ser canalizados con sus pediatras, estos son expertos en el seguimiento de talla y peso para sus pacientes y han de advertir cuando la tendencia no es buena. El IMC aplica para adultos, así que cuidado con la edad en la que se pretende calcular. Desde la juventud las personas han de recurrir a médicos internistas, que bien le asesorarán en estos aspectos del peso y sobrepeso. Por último están los nutricionistas, profesionales que le pueden asesorar según las recomendaciones médicas para su caso personal, y según sus posibilidades locales y económicas, sobre las dietas a realizar.

¿Puede la obesidad tener otras causas distintas a las descritas? Sí, por supuesto. Por ello es por lo que el asesoramiento médico es clave en los tratamientos. Los desarreglos hormonales son una causa común en casos graves de obesidad, el nerviosismo y el estrés también pueden ser causa de sobrepeso al llevar a la persona a consumir más alimentos (azúcares y carbohidratos, sobre todo). Algunas personas asocian su sobrepeso al hábito de fumar, de dormir poco o de consumir drogas. Son temas complejos que requieren de apoyo profesional psicológico y psiquiátrico.

Este atleta de Etiopía obtuvo la marca más baja en las eliminatorias de su prueba en los Juegos de Río. Sin ser obeso, el sobrepeso era evidente.

En Venezuela existe una institución especializada en nutrición infantil (pacientes hasta los 18 años) la cual dispone de una página web muy dinámica que asesora bastante bien a los padres para los problemas de nutrición de sus hijos (consejos, recetarios, eventos y consultorios para los pacientes que concurren allá por iniciativa propia o referidos). Esta institución es CANIA[9], la cual ofrece apoyo y asesoramiento sobre todo a personas de pocos recursos económicos mediante profesionales de las ramas descritas más arriba en cuanto a los problemas de nutrición. Actualmente trabajan más en desnutrición (dadas las condiciones del país), pero trabajan también con el sobrepeso infantil y los desórdenes alimenticios.

En resumen: si Babe Ruth y Prince Fielder eran obesos y eso aparentemente les ayudó a ser mejores jugadores, también se puede ser como Aaron Judge (muy buen porte atlético) y batear también muchos jonrones. ¡Ah! Pero Judge es muy alto: sí, pero José Altuve es bajito y de contextura adecuada y le ha dado jonrones a cualquiera.


[1] “¿Qué es la Obesidad? | Hospital Clínic Barcelona.” https://www.clinicbarcelona.org/asistencia/enfermedades/obesidad/definicion.

[2] “Porcentaje de grasa corporal – Wikipedia, la enciclopedia ….” https://es.wikipedia.org/wiki/Porcentaje_de_grasa_corporal.

[3] “Índice de masa corporal – Wikipedia, la enciclopedia libre.” https://es.wikipedia.org/wiki/%C3%8Dndice_de_masa_corporal.

[4] (Peña & Bacallao, 2001) https://scielosp.org/article/rpsp/2001.v10n2/45-78

[5] “La “dieta de Maduro” y de la escasez obligó a 70 % de ….” https://panampost.com/sabrina-martin/2017/02/20/dieta-de-maduro-venezolanos-peso/.

[6] https://baseballtaller.wordpress.com/2020/12/11/cual-es-la-mejor-dieta-para-un-atleta-jugador-de-baseball/

[7] https://www.20minutos.es/noticia/4274093/0/calculadora-gasto-calorico-diario-cuantas-calorias-consumo-al-dia/?autoref=true

[8] https://baseballtaller.wordpress.com/2020/12/20/19-mi-programa-de-entrenamiento-integrado/

[9] https://cania.org.ve/

Agradecimiento muy especial a Natalia Navas por la corrección y estilo en la redacción.


Las sustancias prohibidas en el deporte

Publicado el 15 de enero de 2021

Sin un correcto control, las competencias deportivas pudieran caer en competencias de fármacos y de tecnologías biológicas.

Ya hablamos de dos tipos de sustancias que pueden modificar el desempeño en el deporte, ya sea para bien o para mal. La primera es el alcohol, ya hicimos un artículo (¿SON COMPATIBLES LAS BEBIDAS ALCOHÓLICAS CON EL BASEBALL …) en el cual discutimos lo relativo a esta sustancia, permitida socialmente, donde hablamos sobre sus aromas y sabores, y recomendamos evitarlas por el deterioro físico y dependencia que generan. También el tabaco tiene su post https://baseballtaller.wordpress.com/2020/12/20/el-tabaco-en-el-deporte/. También permitido socialmente, pero con efectos sanitarios mucho más claros y dañinos, y sin nada que considerar como beneficioso para el consumidor. Conclusión: NO FUME. En este post vamos más allá. ¿Hay sustancias (drogas o medicinas) que nos permitan jugar mejor?

La competencia deportiva se debe dar en igualdad de condiciones. Usualmente el deporte lo dividen en categorías, los hombres compiten entre ellos y las mujeres entre ellas, aunque el deporte mixto existe. Esto se funda ante una ligera ventaja física del cuerpo del hombre sobre el de la mujer en cuanto a fuerza y tamaño. No es una regla, pero es lo usual. Tampoco vemos niños compitiendo con adultos, o infantiles con juveniles, el resultado esperable es que la categoría mayor vencerá a la inferior. Se espera que en un campeonato mundial o internacional compitan los mejores de cada país y que lo hagan sólo con sus recursos de poder físico, intelectual, de entrenamiento o táctico. A veces hay ventajas externas, como por ejemplo mejores implementos deportivos (mejores patines en una competencia de patinaje, por ejemplo).

Las competencias de patines pudieran ser desventajosas si se usa un patín no adecuado o fuera de época.

El negocio deportivo parece no tener límites, se vende al público mediante la televisión, la radio y la prensa. Nada debe detenerlo, y el éxito y el triunfo, aparte de producir el premio en metálico al ganador o ganadores, es la garantía de tener patrocinantes y de que el público siga a una selección, equipo, atleta o deporte y gaste en productos que estos patrocinan. Son pocas las ligas donde los uniformes no están llenos de marcas y logos de patrocinantes. Un atleta o equipo que no gana verá disminuidos sus ingresos y su supervivencia en las categorías profesionales estará en riesgo. De allí que el mantener en óptimo estado la condición física e intelectual, además del entrenamiento y desarrollo táctico, será parte del mantenimiento en primera línea para todos los miembros.

¿Habrá límites en ese acondicionamiento físico? Por ejemplo, los países con mejores niveles de alimentación, ¿superan siempre a los países con altos niveles de desnutrición? No es una regla, pero suele ocurrir así. Entonces, si le damos vitaminas a nuestros atletas, ¿mejorarán nuestros resultados? Puede ser, pero siempre habrá un límite, ¿y qué tal si además de vitaminas incrementan otros nutrientes, minerales, proteínas, …?

Aparte de los conocidos nutrientes, nuestros alimentos pueden contener sustancias que influyen en nuestro sistema endocrino.

Históricamente, la buena alimentación garantizó la supervivencia de pueblos y tribus, pero más allá de eso, la reproducción sexual efectiva fue “estimulada” con sustancias vegetales o animales, llamadas afrodisíacos, que esperaban mejorar el desempeño sexual de los consumidores de esas sustancias[1]. Entre estas no es raro encontrar el consumo de los testículos de animales tales como el toro. Estos, con algún nivel de testosterona (bovina), podían producir algún efecto sobre los humanos, no sólo respecto al desempeño sexual, sino de crecimiento físico, fuerza, resistencia y afán de competencia (agresividad). Hay buenas dudas sobre la efectividad de estas sustancias y se desconoce si realmente hay una evidente mejoría en el desempeño al consumir alimentos como res, huevos, pollo, aguacate, ostras, etc. No es muy claro medicinalmente.

Aparte de este consumo casi casual de alguna sustancia que mejore el desempeño de la actividad física (combate, sexual o deportiva) se considera que, en Alemania Oriental, que fue una república comunista en busca de prestigio y éxito, sometió a sus atletas a programas de estimulación mediante este tipo de sustancias, logrando muchos triunfos en competencias internacionales y ocasionando algunos efectos no deseados en estos deportistas. El dopaje era secreto, a veces ni los atletas lo supieron y los que lo sabían guardaban el secreto. Lo más fácil de detectar fueron las chicas “hombrunas”, las cuales desarrollaban tamaños y musculatura excesiva, que las hacía parecer hombres. Obviamente, al competir, arrasaban con sus rivales más pequeñas y menos fuertes. Varios récords de atletismo están aún vigentes gracias a estos programas de la GDR[2].

El abuso sobre el dopaje en jóvenes deportistas alemanes condujo al deterioro de su salud, y afectación de su desarrollo endocrino, sexual y reproductor.

Algunas personas quisieran que existiera alguna sustancia o elixir que les permitiera adquirir poderes extraordinarios, aunque fuera temporalmente, y así vencer a sus rivales con facilidad. Esto ocurre en las tiras cómicas con Popeye[3] y sus espinacas o con Asterix[4] y su poción mágica. En realidad, esto no existe, no es posible. Los programas de dopaje son largos y prolongados, no son recomendables sin entrenamiento y producen efectos secundarios no deseados, que requieren del control y apoyo médico que la clandestinidad no siempre garantiza. El próximo viernes volvemos con: ¿Cuáles son los efectos buscados con estas sustancias?

La fortaleza instantánea de Popeye y otros héroes de comics, por ingerir alimentos o sustancias especiales, no es posible sin entrenamiento.

 Hoy arrepentido y despojado de premios y contratos, confesó haber recibido sustancias “tramposas” desde los 21 años de edad. Armstrong admitió haber usado EPO, testosterona y transfusiones de sangre para mejorar el rendimiento durante su carrera de ciclismo.

Siguiendo con el tema de las sustancias prohibidas en el deporte, hay varios tipos de sustancias con efectos diversos:

El primero busca incrementar el desarrollo físico: tamaño y musculatura. Aquí reinan los esteroides anabolizantes, en su mayoría son formas de hormonas masculinas sintéticas que, entre sus efectos, están el desarrollo muscular, un crecimiento (estatura) adicional y efectos de recuperación ante el cansancio más acelerado.

Hay hormonas propiamente dichas para el crecimiento. Estimulan el crecimiento infantil, pero también es importante en la reparación de tejidos y órganos, se les tiene como solución a los problemas de envejecimiento.

Los estimulantes (excitantes, tales como las anfetaminas) generan una conducta eufórica que puede mantener al deportista “entusiasmado”, corriendo, actuando más que los demás y activo cuando los otros están ya cansados.

Los analgésicos, que disminuyen los efectos del dolor y cansancio cuando se está en competencia. Un boxeador con analgésicos podrá llegar más allá que uno sin ellos.

Otra forma especial de “dopaje” o “auto dopaje” consiste en el empleo de la propia sangre, tomada en condiciones adecuadas de salud y conservada para ser transfundida de nuevo al atleta, cuando este se encuentra debilitado o sobre exigido en una competencia.

Los atletas “ilegales” se someten a programas completos durante años, en secreto, y van pareciendo más fuertes y grandes que los demás, o más extrovertidos al jugar, o más resistentes, etc. En realidad lo logran por el consumo de estas sustancias “ventajosas” a la hora de competir, que a la vez son “nocivas” para sus propios cuerpos [5].

Marion Jones. Pagó cárcel, no por el dopaje, sino por perjurio ante el tribunal que la investigaba sobre el tema. Sus hazañas y récords también le fueron retirados.

La reglamentación ha sido mundialmente acordada con la AMA, Agencia Mundial Antidopaje[6]. Estas reglas aplican para los Juegos Olímpicos e internacionalmente son aceptadas por las instituciones gubernamentales interesadas en el deporte “limpio”. Esta agencia no es un organismo estático que dictamina legalidades e ilegalidades, sino que opera e investiga los avances científicos, y también coordina y certifica los laboratorios que detectan los abusos de y con los deportistas[7].

¿Qué tan grave es el problema? Para mayor evidencia, Rusia ha sido suspendida de toda competición deportiva internacional como nación por la violación continuada de las políticas antidopaje[8]. Al parecer las autoridades deportivas de Rusia, por lo menos, toleraban el uso de sustancias prohibidas y se les acusa de hasta de fomentarlo. Esto a la usanza de la ya comentada República Democrática Alemana (Alemania comunista), ambas con el objetivo de servir a la propaganda nacional.

Individualmente hay muchos casos notables de deportistas de primera línea, una muestra verificable en la referencia:

  • Diego Armando Maradona (Football, consciente y confeso, detectaron en sus análisis 5 sustancias prohibidas en el Mudial 86),
  • María Sharapova (Tennis, victima aparente del fomento ruso),
  • Ben Johnson (Atletismo, detectado al día siguiente de ganar oro en Seúl y alardeaba de su hazaña, luego reconoció su dopaje),
  • Lance Armstrong (Ciclismo, logró engañar a todo el mundo por años, ahora arrepentido),
  • Alberto Contador (Ciclismo, aún discute su inocencia, aduciendo agentes externos (cocinero) que le suministraron la sustancia prohibida sin su conocimiento),
  • Marion Jones (Atletismo, consumió por años, se exculpó diciendo que se lo daba el entrenador, perdió sus récords y medallas y fue a la cárcel  por perjurio),
  • André Agassi (Tennis, sin sanciones y confeso, odiaba el deporte que practicaba y engaño a la ATP),
  • Marco Pantani (Ciclismo, caso de auto transfusión de sangre)[9].
María Sharapova era consumidora (por lo menos) de un suplemento alimenticio ruso para atletas, el cual contenía una sustancia prohibida por la AMA. Dió positivo en los tests de esa sustancia y fue suspendida por más de un año.

¿Y en el Baseball qué? La política de este deporte ha sido muy confusa en este sentido, según muchos, desde los inicios, hubo casos. Se habla de Ruth inyectándose testosterona de ovejo, lo cual lo enfermó y sacó de la alineación del equipo por un tiempo, también se sospecha de otras estrellas. La lista es larga y la postura de la MLB ha variado más de lo deseado[10] y mantiene controles y prohibiciones sobre los jugadores. El caso más reciente y notable es el jugador Robinson Canó, reincidente y actualmente suspendido por la próxima temporada[11]. Hay toda una lista de jugadores en la espera de ingresar al Salón de la Fama con sospechas de dopaje, con las dudas de si los votantes los consideran dignos de su ingreso: Roger Clemens y Barry Bonds con récords y hazañas notables, esperan ser ingresados en un momento cercano.

¿La misma persona?, ¿Gimnasio o Esteroides? Sin repuestas, solo se tienen dudas, hace 15 años no se realizaban los tests como ahora.

¿Cuáles son las consecuencias del consumo de estas sustancias? Aparte del incremento del poder físico, tamaño y resistencia, que será solo temporal, siempre deben ser acompañados por entrenamiento y control médico: aún así, se genera un deterioro físico en el consumidor de las sustancias, muchas veces este deterioro será irreversible. Varias de las atletas de la GDR quedaron sin posibilidad de tener hijos y se evidencia que los atletas masculinos presentan problemas de impotencia, entre otros muchos. Son recurrentes los casos de Accidentes Cerebro-Vasculares en estos atletas. Los casos de fallecimiento por esta causa son suficientes para determinar que no es una opción recomendada para nadie[12].

Florence Griffith. Murió poco tiempo después de retirada a causa de un ACV. Durante sus tiempos de atleta no se realizaban las pruebas antidopaje con rigurosidad. Se dice que optó por el retiro cuando el reglamento se volvió más exigente en este sentido.

Los atletas deben cuidar las dietas y los medicamentos que consumen. Estas sustancias no son “baratas” y si fueran recomendadas para un tratamiento médico, debe advertirse al profesional que los indica de su afición y práctica deportiva para que justifique y avale su empleo. Evitar la alimentación “mágica-popular” que alienta a que comas tal cosa o tal otra (pudiera haber hormonas no convenientes en esas comidas), o los simples antigripales pudieran contener analgésicos o estimulantes que están prohibidos. Así que conocer y documentarse nunca estará de más, y se deben evitar aquellos entrenadores que inducen a estas prácticas. Las sanciones pueden ser muy severas, tanto que pueden hasta llevarlo a la cárcel por el consumo de estas sustancias.

No deja de existir cierta relajación sobre este tema, la gente escribe a favor y modifica la opinión pública, la marihuana va legalizándose en algunos países en el deporte serio sigue y seguirá prohibida, esta hierba es un negocio para muchos y la persecución de productores, procesadores, traficantes y consumidores es un costo para los gobiernos, costo que prefieren evitar legalizándola. ¿Pasará lo mismo con otras drogas?

Habrá un hito cuando las super estrellas del Baseball queden definitivamente fuera del Salón de la Fama a causa de su mala fama de dopaje. Caso contrario, entraremos en una indefinición en la ética de este deporte.


La misma persona de las fotos anteriores: ¿dejó el gimnasio? ¿Hizo dieta? O, ¿ya no usa sustancias prohibidas?

Agradecimiento especial a Natalia Navas por la corrección y estilo en la redacción.

[1] “Los afrodisíacos, ¿mito o realidad? | Offarm.” https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-los-afrodisiacos-mito-o-realidad-13038747.

[2] “Dopaje de estado en Alemania del Este – Wikipedia, la ….” https://es.wikipedia.org/wiki/Dopaje_de_estado_en_Alemania_del_Este.

[3] “Popeye – Wikipedia, la enciclopedia libre.” https://es.wikipedia.org/wiki/Popeye.

[4] “Astérix el Galo – Wikipedia, la enciclopedia libre.” https://es.wikipedia.org/wiki/Ast%C3%A9rix_el_Galo.

[5] “Lista de sustancias y métodos prohibidos de 2020.” http://noticias.juridicas.com/base_datos/Penal/656082-r-consejo-superior-de-deportes-11-dic-2019-lista-de-sustancias-y-metodos.html.

[6] “Agencia Mundial Antidopaje – Wikipedia, la enciclopedia libre.” https://es.wikipedia.org/wiki/Agencia_Mundial_Antidopaje.

[7] https://www.wada-ama.org/en

[8] “Rusia, acusada de dopaje estatal, excluida de los Juegos ….” 17 Diciembre. 2020, https://www.france24.com/es/deportes/20201217-rusia-tas-escandalo-dopaje-juegos-olimpicos-ama.

[9] http://lab.rtve.es/rio-2016/en-lista/casos-dopaje-famosos-deporte/

[10] “Dopaje en el béisbol – Doping in baseball – qaz.wiki.” https://es.qaz.wiki/wiki/Doping_in_baseball.

[11] “Robinson Canó suspendido al dar positivo por dopaje ….” https://www.mlb.com/es/news/robinson-cano-suspendido-al-dar-positivo-por-dopaje.

[12] “Los muertos por dopaje – madrimasd.” 05 Enero. 2021, http://www.madrimasd.org/cienciaysociedad/ateneo/dossier/doping/pais_dopaje/dosiers/capitulo_1_7.htm.

Trabajando con el deporte

Zinedine Zidane, pasó de las canchas como jugador a las canchas como entrenador (1), (sueldo anual 12 millones de euros netos y otras primas, prácticamente el mismo monto que cuando jugaba, (2), no parece mal negocio.)

Practicar el deporte no es la única manera de estar relacionado con él, hay muchas otras posibilidades. De hecho, la actividad deportiva consume bienes y servicios como cualquier otra y muchos objetos pudieran ser parte de la organización deportiva sin ser su objetivo principal. ¿Ejemplos? Muchos: salchichas, cerveza, sombreros, franelas, termos, morrales (mochilas), etc. Así que el deporte es un mercado y siempre sería un negocio dedicar parte de la producción al sector deportivo: “Salchichas para futbolistas” pudiera ser un truco para aumentar las ventas ó “El maletín que usa X, la estrella del Tennis”.

Vamos a escribir sobre aquellas labores que permiten que los eventos deportivos se lleven a cabo, sin ser los que participan directamente en la acción de juego. En una primera clasificación podríamos estar hablando de:

  • El personal técnico del equipo y de apoyo
  • El personal de arbitraje
  • El personal de organización
  • Otros trabajos relacionados con el deporte

El personal técnico de un equipo va a depender de la categoría y liga en la que se desempeña. Puede que sólo haya un entrenador, como en el típico caso de ligas de equipos aficionados de poca exigencia competitiva, o un conjunto de entrenadores especializados: ofensivos, defensivos, de apoyo, por posición, etc., por lo general, este alto número de entrenadores sólo ocurren en equipos profesionales. Adicionalmente se puede incluir personal dedicado a atender al deportista en cuestiones de salud, comenzando por el masajista o “trainer”, y luego especialistas como el médico del equipo, nutricionistas, psicólogos, y no podrá faltar el personal de apoyo que se encarga de proveer todo lo necesario para que el equipo funcione: equipamiento deportivo, uniformes, apoyo en el campo, hidratación, refrigerios y transporte.

La campeona Yulimar Rojas, con su entrenador Iván Pedroso (ex campeón mundial y olímpico de salto)

Entrenador: ya sea un único entrenador o miembro de un staff de entrenadores, todos están orientados a preparar a los atletas para que desarrollen y empleen sus habilidades y destrezas para conseguir el éxito en la competencia.

Los entrenadores pueden provenir de dos fuentes principales: pueden ser estudiantes de docencia deportiva (que se especializan en algún(os) deporte(s)), o simplemente jugadores más experimentados que aplican lo aprendido de otros entrenadores que los fueron preparando a ellos. Pudiera ser obvio que el entrenador que viene del instituto tenga una preparación más adecuada para transmitir conocimientos y sepa de la fisiología del cuerpo y otras ramas que permitan un excelente desarrollo de sus atletas. El entrenador no “estudiado” también tendrá sus ventajas, al tener experiencias de terreno que no se aprenden en las aulas.

Sea cual fuere el origen del entrenador, deberá trabajar siempre para cubrir sus fallas: el de campo debería nivelarse tomando los cursos necesarios para complementar su formación, al de instituto nunca le vendrá mal participar en ligas del deporte que dirige, donde pondrá en práctica lo que quiere que su entrenados realicen.

Mi sobrino Diego, cuando estuvo de entrenador auxiliar en el “Caracas F.C.”, practicó el deporte y luego se preparó como entrenador con cursos de la FVF.

En el siguiente link (https://www.universidades24.com/entrenamiento-deportivo.htm) se puede revisar la formación técnica y docente que se ofrece en Venezuela en esta área a nivel universitario. También sería menester estar pendiente de las oportunidades de formación que ofrecen otros institutos, ligas y federaciones. Ejemplo de ellos es la FIFA con un muy bien estructurado programa de formación de entrenadores de todo nivel.

Trainer: este término proviene de los preparadores físicos que asisten a los equipos de Baseball. En Venezuela, en otros deportes, se usa el término “masajista”: creo que ninguna de las dos palabras aplica exactamente para englobar el trabajo que realizan estos profesionales. Trainer traducido literalmente es “entrenador”. Masajista son personas que aplican masajes.

Las personas a las que nos referimos son asistentes del área médica que trabajan sobre todo el área músculo esquelética de los atletas. Es una especie de fisioterapeuta especializado en la atención de deportistas. Su principal función es atender y prevenir las lesiones de los atletas en su práctica diaria. Tal cual los atletas y los entrenadores, viajan con el equipo, y muchas veces puede haber más de uno por equipo.

Me encantó hacer este collage. Otro de mis sobrinos: trabajó de trainer en varios equipos de liga menor y tuvo sus largas pasantías en MLB. Hasta Baseball Card le hicieron como miembro de los “Drive de Greenville”

En Venezuela se estudia fisioterapia en estos institutos: https://www.cursosycarreras.com.ve/fisioterapia-C-755 a nivel de licenciatura y deberá especializarse en el área deportiva. También se pueden preparar a las personas en esta área en institutos no universitarios, pero hay que tomar en consideración su calidad y trayectoria. Algunos trainers pueden ser hasta peligrosos, pues obvian problemas graves de salud, o aplican tratamientos equivocados. Por ello la formación académica es necesaria.

Medicina deportiva: ¿cuándo el trainer llega al límite? Con fracturas, esguinces grado III, lesiones orgánicas y de otra naturaleza que pueden hasta incluir cirugías. En estos casos, es necesario contar con médicos (algunos también se especializan en el área deportiva). Se involucran dos ramas principales, fisiatría y traumatología, según el tipo de la afección.

El título de médico usualmente se obtiene en cinco o seis años. Se requiere uno o dos años de posgrado para ser fisiatra o traumatólogo y para especializarse en el deporte requerirá de otros cursos y prácticas que no serán del todo fáciles. Las lesiones deportivas graves son muy complejas, y de la recomendación de “no podrás jugar más por esa lesión” de siglos pasados, se ha progresado tanto en el campo de la medicina que hoy se realizan cirugías milagrosas que recuperan carreras deportivas que se daban por perdidas. Médicos y trainers deben trabajar coordinados.

Psicólogos deportivos: algunos equipos han optado por apoyar a sus jugadores desde el punto de vista emocional y de comportamiento. No es extraño ver en el deporte, como en la vida común, obsesiones, adicciones, tendencias y otras afecciones que pueden afectar a los miembros de un equipo. También pudieran existir roces personales entre los jugadores y entrenadores. Si a esto se une la exigencia de ser “exitoso”, el cóctel resultante puede ser bien complejo.

No conozco una carrera de psicólogo deportivo formal. La psicología se estudia en universidades; no hay cursos de nivelación. Un “aficionado” a la psicología pudiera ser un riesgo, aunque tenga buenas intenciones. Tener un psicólogo de apoyo al equipo puede ser bien útil cuando se tiene jugadores jóvenes, sin mucha preparación educativa, pertenecientes a minorías sociales, extranjeros y, por supuesto, con adicciones a sustancias o con conductas agresivas.

Personal de apoyo: profesionalmente, todo evento debe ser perfecto. No se debería detener o perder tiempo porque falte un balón, se caiga una red, o se rompa un uniforme. Para ello existen los asistentes que pueden ser parte del equipo o del estadio y van desde los antes peyorizados “recoge bates” (bat boys) o “aguadores” (water boys) hasta las especializadas “cheer leaders” y “recoge pelotas”. Aquí se puede incluir personal especializado en el equipamiento de los atletas (cascos, guantes, raquetas, bates, etc.), cocineros y transportistas (buses y carga). Cada vez que disfrutamos de un evento deportivo internacional, rara vez pensamos que hubo un chofer que trasladó al equipo de nuestra preferencia al estadio, y que lo hizo a tiempo y sin accidentes.

Bill Belichick must be livid. (Kevin C. Cox / Getty Images) Un autobús de los Patriots tomó un giro equivocado en su camino desde el hotel al Super Bowl LIII… según varios informes. (3)

Un equipo puede estar lleno de buenos jugadores y estos pueden estar en excelente condición, pero una mala decisión táctica del entrenador, o una falla por parte del personal de apoyo, podría conducir a que se pierda un juego y hasta un campeonato.

¿Se puede jugar sin árbitros o jueces? Sí, sí es posible. Los juegos de evidente solución y de reglas muy directas no dejan dudas de sus resultados: un juego de cartas, el ajedrez y otros juegos de tablero basados en posiciones o en la muestra de las cartas o algo similar no requieren de dictámenes o apreciaciones de terceros. En las canchas, pistas o campos es más complejo. En mi experiencia he visto que en torneos de Tennis se permite omitir al árbitro, esto bajo la excusa de que es un juego entre caballeros (como si las damas no lo jugaran), pero solo en juegos de rondas admiten que los contrincantes dictaminen si las pelotas son buenas o malas y así rellenan ellos mismos sus tarjetas de juego. Es muy difícil que una final de torneo no requiera de al menos un árbitro. Creo que en el golf es similar, donde solo se trata de contar drives y putts y anotarlos en una libreta.

Dado lo popular del Football, Pierluigi Collina fue el árbitro más conocido (y quizás temido) del mundo. Estuvo encargado por la FIFA para implementar el VAR en sus torneos.

Es un trabajo “no deseado” por muchos. No parece ser un trabajo de muy alta remuneración (en MLB los más veteranos ganan menos de la mitad del sueldo mínimo de los jugadores novatos) y para colmo el público descarga su frustración muchas veces contra este personal. En países como Argentina no se les dice árbitros, se les llama “hijos de p…” y en Venezuela el show del Baseball comienza con un gran abucheo cuando los umpires ingresan al terreno.

¿Qué puede impulsar a una persona a dedicarse a ser un árbitro profesional? Aparte de la necesidad de conseguir un trabajo que le permita vivir, hay un viejo chiste malo al respecto: un muchacho que quería dedicarse al deporte y no pudo nunca, porque era muy bajo para el Basketball, muy flaco para el Football Americano y tenía muy buena vista para ser árbitro.

Quizás lo primero es detectar que uno no está en capacidad de ser un “buen (gran) atleta”, pero nos gusta el deporte y esta es una oportunidad de seguir en la cancha. Luego está la oportunidad de ser árbitro después del retiro. La experiencia acumulada de haber vivido tantos y tantos juegos puede ser clave en el desempeño profesional como árbitro. Para los profesores de educación física, trabajar como árbitros es una buena oportunidad de obtener ingresos adicionales al ser expertos en deportes y sus reglas.

Uno de los casos más resaltantes de primero jugador y luego árbitro fue Roberto “Musulungo” Herrera. Fue catcher de liga menor, estrella en el Caribe (bateó ,300 en Venezuela) y luego fue umpire en la LVBP durante más de 20 años.

No cualquiera puede ser árbitro, debe ser alguien con mucho conocimiento del deporte que va a arbitrar: mientras más experto, mejor. Y aunque hay árbitros o jueces estáticos como en las competencias de saltos ornamentales (ven desde una silla), gimnasia (anotan desde una mesa), atletismo (son cómicos, algunos disparan la pistola de salida y ya, otros levantan banderitas rojas o blancas y esto a veces sentados desde una silla), Tennis y Volleyball (sillas y a lo mejor banderitas desde las líneas), muchos deportes necesitan de árbitros en muy buena condición tales como el Football, el Basketball, el Hockey, etc. Estos persiguen el balón, disco, etc. mientras dure el juego (algunos usan banderitas (liners)). Todos deben ser imparciales, aunque uno siempre considera que el árbitro favorece al otro equipo.

Aquí vemos al juez en su silla cuando levanta la banderita… aparte del récord de Yulimar Rojas.

Cada federación deportiva o liga se asocia o contrata una comunidad, sindicato o colegio de árbitros, las cuales son organizaciones que procuran mantener a sus miembros preparados y actualizados en condiciones y reglas del respectivo deporte.

¿Se podrá prescindir de los árbitros algún día sustituyéndolos por tecnología? Hay avances en esta dirección pero creo que aún falta mucho.

Adicional a los árbitros hay una serie de personal de apoyo o ayuda que, si bien pueden tener el mismo nivel de preparación para arbitrar, sus papeles son de menor relevancia en el resultado de las jugadas. Así hay anotadores (muy importantes en el Baseball, Basketbal y Volleyball), time keepers (controladores de tiempo, trascendentales en Basketball, Football y otros deportes de cancha y en deportes de rounds como boxeo) y también jueces calificadores como los jueces “mirones” de la gimnasia o los saltos ornamentales, que después que los atletas se esfuerzan y hacen lo máximo posible, levantan un cartón indicando 7.0 ó 6.0 ó menos. Actualmente hay otro tipo de personal especializado en la repetición electrónica (“challenges”), un avance tecnológico sin precedentes en el mundo del deporte.

Una mesa técnica de Basketball. Hay que llevar la cuenta de puntos, tiempos, fouls, jugadores y anotaciones por jugador. Parece una mesa de sala de computación.

Pero también es riesgoso ser un árbitro. Cuando el público quiere forzar un resultado y no acepta las apreciaciones de los árbitros son capaces de generar agresiones en contra de ellos. El Football se ha destacado en esto con sus hooligans, pero el Basketball y el Baseball también han vivido sus malos ratos. Otras veces las agresiones provienen de jugadores ofuscados por una decisión. Un atleta de buena contextura pudiera agredir a un árbitro, que pudiera ser hasta delgado o de edad avanzada.

Interesante reportaje sobre árbitros del Baseball profesional en Venezuela. Mi primera conclusión es que son humanos, la segunda es que se nota que son bien preparados.

Pero, al final ¿tiene alguna satisfacción ser un árbitro? Yo creo que tiene muchas. Aparte de ser remunerados están dentro de las canchas en eventos a los que los demás tenemos que pagar por entrar y ver desde un puesto a veces un poco distante. Después de los entrenadores y rivales, son las personas que más cerca están de las estrellas deportivas. Muchos de ellos podrán decir yo conocí a tal o cual jugador, al punto que pudiera estar arbitrando en un juego de estrellas o en una final de un mundial de algún deporte, viviéndolo más cerca que nadie.

De shortstop de los Yankees de New York (cuyo destacado desempeño le ameritó un lugar en el Salón de la Fama), a propietario de los Marlins de Florida. Del terreno a la Gerencia y llegó a Play offs este año.

Hace pocas horas una vecina de origen hispánico gritaba emocionada mientras Rafael Nadal (a más de 7.500 km de aquí) ganaba su XIII torneo Roland Garros. El evento transmitido por TV en vivo podía ser seguido desde cualquier parte del mundo: se trata de un juego de Tennis de dos personas, de entre unas veinte que hay dentro de un estadio deportivo (la cancha Phillipe Chartier) de arcilla de aproximadamente 700 m2, bien equipado con mallas, sillas, marcaje, pizarras, cámaras, micrófonos, etc. y más de 14.000 asientos vacíos (debido al Covid-19). Para ensamblar un evento de este tipo se requiere una coordinación muy precisa, la cual ha de controlar desde los horarios de inicio y fin hasta la disponibilidad de centros hospitalarios con emergencias disponibles ante la eventualidad de un accidente (no creo que pongan a un atleta de estos niveles a esperar turno en el triage un hospital público ante un esguince, luxación o fractura.) Para que mi vecina pueda gritar feliz, además del buen desempeño de su atleta predilecto, muchos gerentes deportivos debieron hacer bien su trabajo(4).

Las gerencias deportivas tienen sus diferentes especialidades y cada una conlleva sus dificultades. Podemos listar algunas de ellas:

  • El dirigente de organizaciones internacionales o nacionales: hemos hablado del Comité Olímpico Internacional, la FIFA, la ATP y otras que deben administrar y realizar eventos y/o torneos periódicamente y sin fallas, de varios días de duración. Una federación deportiva nacional de cualquier país deberá procurar que todos los equipos de los estados que compitan puedan hacerlo en igualdad de condiciones, en una sede adecuada, durmiendo y comiendo bien, mientras juegan y practican durante un torneo nacional. Hay que imaginarse lo complejos que pueden ser los Juegos Olímpicos, torneos regionales o los mundiales de naciones de cualquier deporte.
  • El directivo de liga, el cual debe coordinar a equipos, por lo general antagonistas hasta en la mesa de reuniones (verdaderas empresas con apetito voraz por el éxito comercial y deportivo), para que compitan en eventos diarios o semanales, viajando y usando instalaciones en buenas condiciones, para llevar a cabo torneos completos, largos o cortos. Deben coordinar horarios, árbitros, anotación y, como parte del negocio, las transmisiones de radio y TV y hasta los proveedores de alimentos y bebidas, sin dejar de lado la seguridad.
  • El gerente o dueño de equipo, tal cual un gerente de empresa, debe orientar sus recursos para obtener el resultado del triunfo, aparte del beneficio económico de esa empresa. Para ello debe procurar las condiciones adecuadas para que sus jugadores y coachs dispongan de las herramientas necesarias para el éxito. El(los) gerente(s) de un equipo deportivo también son responsables de la calidad de los jugadores que contratan, esto se amplía hasta la caza de talentos y el desarrollo de ligas menores para los novatos.
  • Los administradores de instalaciones, que deben estar listas y disponibles para los eventos que allí se desarrollen. Esto va desde el Allianz Arena de Munich hasta la cancha del barrio vecino, guardando las distancias. Coordinar y reservar horarios para eventos y que se tenga lo necesario a la disposición es arduo. Me tocó una vez coordinar los centros deportivos de mi empresa y había que ver lo difíciles que eran los atletas, público y coachs con esto.
  • Los proveedores, desde el suministro eléctrico a la cancha hasta las asistencias médicas de la enfermería, deben estar a punto. Podrían encontrarse en situaciones complicadas, tal como estar bajo pena de impedir la realización de un evento si el producto tal o cual no está a la disposición del atleta. Los jugadores no pueden usar una marca que no lo contrató, o en las vallas no podría aparecer un producto que no financia el evento que se desarrolla, porque es competencia. A veces solo pensamos en el balón u otro objeto, pero hay que pensar en que a veces vemos un equipo jugar fuera de su sede habitual y sale con un uniforme limpio y vistoso, mostrando patrocinantes caros, y al día siguiente salen con otro uniforme limpio y vistoso, es decir, viajan equipados con varios guardarropas a punto.

Lo que podemos concluir es que el deporte es una gran fuente de empleo, ya que consume productos y servicios en grandes cantidades y exige calidad. A nivel de ligas locales, pongo como ejemplo la liga de la empresa donde trabajé: teníamos permanentemente 6 obreros de mantenimiento fijos, como 6 rotativos, y para los juegos empleábamos 2 árbitros y un anotador 4 veces por semana. Esto para 20 o más equipos de 15 jugadores en promedio. Es decir, 15 personas para 600 atletas.

Las ligas profesionales o de primer nivel generan mucho más empleo y administración de recursos. Nada más hay que ver la lona de protección del infield cuando llueve en el Baseball, más de 20 personas se dedican a desplegarla en minutos, mientras la TV y patrocinantes esperan que se reanude el juego. Decir que se requiere de un trabajador por cada competidor en los equipos pudiera ser acertado. A la cabeza de esta maquinaria están los gerentes, muchos de los cuales vemos por TV y prensa, bien vestidos y aparentando serenidad y dominio del mundo, pero la procesión va por dentro. Recuerdo que el gerente de los Twins de Minnesota en 1991 confesó que él creía que al ganar la Serie Mundial podría descansar una semana en Hawai. Le resultó peor: tuvo que trabajar más para mantener el equipo en primera línea y aún así no pudo repetir el campeonato.

¿Dónde se estudia para gerente deportivo? Por casualidad tengo un sobrino que actualmente se orienta en esa dirección y actualmente realiza el Máster en Gestión y Administración Deportiva en la Sport Management School de Barcelona, España. Viene de realizar el Diplomado Ejecutivo Internacional de gestión del Deporte, de la FIFA, en Santiago de Chile. Esto indica que para prepararse en estos menesteres hay que hurgar bien en las universidades e institutos de gerencia y organizaciones deportivas.

Diplomado de gestión Deportiva avalado por la FIFA en Santiago de Chile. Esto abre muchas puertas en el mundo deportivo.

Muchos gerentes deportivos salen de la escuela de la vida. A mí me tocó dirigir la Liga de Softball de La Electricidad de Caracas por casi 4 años, mientras era manager, jugador y responsable del mantenimiento de las instalaciones deportivas. Los cursos de gerencia que recibí eran de todo menos orientados al deporte, no todos los conceptos y consejos aplicaban en este ámbito.

¿Cuándo descubres que puedes ser un gerente deportivo? Muchas personas esperan sentadas a ser invitadas a jugar, otro por sus grandes condiciones son buscados y rebuscados para integrarlos a los equipos. Esos todavía no saben si podrán gerenciar nada. Basta que tengas ganas de jugar y decidas: “Vamos a hacer un equipo de X”, o jugando para un equipo se te ocurre: “Y si disputamos una copa”. Por allí se comienza. Mi aventura en la Liga de Softball comenzó siendo el delegado de mi equipo, y terminé coordinando la Liga. Si todo sale bien inventarás otras cosas, como me tocó incorporar una chica a nuestro equipo, y luego teníamos el equipo de Softball femenino de la Electricidad de Caracas, aunque no duró mucho (ya yo estaba en otras tareas). Hubo unos 40 años durante los cuales las mujeres de la empresa no se organizaban en el Softball.

Maysfel debutando con el equipo de Softball de Logística de la Liga Elecar. No tengo una gráfica mejor.

Los comunicadores sociales en el deporte pueden ser de dos tipos: los preparados y los naturales (para no decir improvisados). Su tipo realmente no importa demasiado, pero a veces choca leer o escuchar personas que no tienen la preparación para desempeñarse como periodistas, y abusan de la paciencia de los lectores, oyentes y televidentes. Entre los naturales están muchos ex deportistas, y su experiencia vale mucho al explicar cosas que a veces no están al alcance de la gente común. Los preparados vienen de realizar estudios de periodismo o comunicación social, y la mayoría maneja conceptos y técnicas de información y difusión de noticias que hace valer la pena su trabajo y dedicación. El problema está en la gran cantidad de comunicadores naturales que inundan la radio y la televisión, los cuales se dejan llevar por sus inclinaciones personales y opinan sin medida sobre cosas que a lo mejor no conocen por completo. Para eso es mejor poner el mute al TV.

Bien pudiera ser esta la primera gráfica deportiva de Venezuela. Año 1894, Stand del Este, juego de Baseball intra escuadras del Caracas B.B.C. (sin relación con los Leones del Caracas actual).

Los comunicadores sociales deportivos se han dividido en dos: los narradores y los comentaristas. ¿En que se diferencian? Los narradores relatan los eventos con la mayoría de los detalles que puedan mientras van ocurriendo, literalmente “llenan” el espacio del audio de la radio o la televisión para informar al público. Los comentaristas intervienen en las pausas que hacen o dejan los narradores (para tomar agua o café, supongo), para “explicar” según su interpretación algún evento o suceso del juego. Allí es donde vale la pena estar preparado y no se debería caer en fallas de apasionamiento o discutir sobre cosas complejas que en realidad desconoce.

Recorte de prensa con el más famoso narrador deportivo de Venezuela, “Pancho Pepe” Cróquer. Está en el Salón de la Fama del Baseball.

¿El deporte necesita a estos personajes? Sí y no. Han cumplido un papel de divulgación de la información deportiva que va a la par del avance tecnológico. Las competencias de gladiadores, los juegos olímpicos antiguos y los torneos de caballería apenas tenían quizás un anunciador, que indicaban al público quienes competían. Sólo dentro del estadio se podía (si es que realmente se podía), divulgar la información. Con los juegos popularizados y las competencias inter ciudades o inter estados, la gente requería saber que había pasado en los eventos lo más pronto posible, y esto se logró con la telegrafía. Las jugadas eran reportadas y presentadas en pizarras a las personas agolpadas en las oficinas de telégrafos. Con la popularización de la radio, esto cambió: una radio debe “llenarse” de audio, ese audio requirió del ya conocido narrador, especializado en relatar la veracidad de los hechos y luego los comentaristas, para interpretar la trascendencia de lo ocurrido. Posteriormente, la televisión mantuvo el esquema de narrador/comentarista.

Pasé muchas horas de mi vida escuchando las narraciones por radio del Baseball con Delio Amado León y los comentarios de Carlos González por Radio Rumbos, el circuito de los Leones del Caracas.

Detrás de las caras audibles, visibles y leíbles del deporte hay todo un ejército de especialistas que hacen realidad la divulgación de la información. Los primeros fueron los fotógrafos deportivos, que pasaron de las cámaras de placas a la fotografía digital en menos de 200 años, del daguerrotipo (5) a las fotos con movimiento (gif y similares), pasando por el sepia, blanco y negro, películas emulsionadas, revelados, diapositivas, etc. Con el vídeo se requiere de más personal especializado, pues no es lo mismo enfocar a un narrador de noticias para TV o a unos actores de novelas, que a dos equipos de rugby luchando por un balón y que tratan de ocultarlo del rival. Además del que maneja la cámara también se necesita una coordinación de secuencias que debe ser bien manejada para que no se pierda detalle del evento. Como ejemplo, en la Fórmula 1 se usan alrededor de 30 cámaras en la transmisión, varias de ellas van en los autos, y al menos una de ellas va en un helicóptero, que debe permanecer en el aire durante toda la transmisión porque también hace de repetidor de la señal para enviarla a la estación de transmisión.

Un “Playográfo” instalado en el Madison Square Garden de New York para informar el progreso del juego de la Serie Mundial de 1912 en Boston.

Por último están los cronistas. Después de los eventos algunos comunicadores terminaban de interpretar los hechos y dejar las reseñas para la historia, que a lo mejor solo algunos nos dedicamos a leer e investigar. Estos, cual críticos de cine o gastronomía, ensalzaban atletas o destruían figuras con una sola columna. Son famosas las crónicas en contra de Roger Maris, y en favor de Mantle y Ruth, en el Baseball.

Operador de la cámara del helicóptero para transmisiones de MotoGP desde el circuito. La complejidad de esta labor es impresionante. Advertencia: él no es el piloto de la nave.

La comunicación deportiva tiene sus lados oscuros: el “palangrismo”(6), son comunicadores que reciben pagos ilícitos por sus reseñas positivas para unos o negativas para otros: esto, si se mezcla con apuestas (manipulación de información para mejorar cotizaciones), racismo (hablar mal de otras etnias para que no resalten) y política (favorecer atletas de ciertos bandos) convierten a este oficio en uno de los más delicados y necesitados de una ética muy clara.

La Comunicación Social es una carrera universitaria, en Venezuela se dicta en muchas universidades. La locución deportiva se puede abordar con cursos de locución para luego especializarse en esta área. Los operadores de cámaras, fotógrafos y otros especialistas se forman en el campo laboral directamente.

(1) https://www.elconfidencial.com/deportes/futbol/2019-03-13/real-madrid-zidane-contrato-sueldo-florentino_1877226/#:~:text=El%20sueldo%20de%20Zidane%20en,y%20la%20alegr%C3%ADa%20de%20Florentino)

(2) https://www.elmundo.es/elmundodeporte/2005/05/03/futbol/1115114514.html

(3) https://www.nydailynews.com/sports/football/ny-sports-rams-patriots-super-bow-bus-20190203-story.html

(4) https://es.wikipedia.org/wiki/Stade_Roland_Garros

(5) https://historia.nationalgeographic.com.es/a/louis-daguerre-precursor-fotografia_14907

(6) https://dle.rae.es/palangrista

Deportes para adultos o deportes máster

El deporte para adultos puede ser interesante y de buen nivel, sobre todo cuando las ligas son bien organizadas, competitivas y están constituidas por jugadores de experiencia que muestran lo que han aprendido en su vida deportiva. También puede ser una colección de personas que aprenden a moverse en algo que no conocen. A unos se les va a dar y a otros les va a costar más.

Ejemplo de un equipo de Softball de un departamento de una empresa, toda una mezcla de experiencia y necesidades de aprendizaje.

Realmente, las ligas profesionales son de adultos. Rara vez vemos novatos de menos de 20 años haciendo proezas deportivas: Felix Hernández Venezolano más joven en debutar en MLB, tenía casi 20 años cuando lo hizo. Pero algunos deportes como natación y gimnasia se dan mejor a edades bien tempranas. También algunas veces vemos cuarentones en la cancha, tal cual lo han hecho por años. No nos vamos a referir a las ligas profesionales o semi pro o de nivel olímpico, más bien queremos orientarnos a las ligas de mayores de treinta (30+) en adelante, quizás ligas de empresas, padres de colegio o las interesantes ligas de veteranos.

Si han seguido este blog (pueden revisar las publicaciones anteriores), verán una buena colección de temas que se deben tener en cuenta cuando se practica un deporte:

Todos estos consejos aplican en buen grado para los participantes en equipos de esta categoría y quizás más que para los demás deportistas, pues con la edad algunas condiciones se pierden y, aunado a que usualmente realizan alguna actividad profesional (distinta al deporte) para ganarse la vida, es necesario ponerse en forma a como dé lugar y en menos tiempo que si fueras profesional. Un atleta de primera categoría debe trabajar diariamente entre 7 u 8 horas: un abogado, médico, mecánico, comerciante o cualquier otra profesión debe dedicar más horas que esas a ganarse el sustento. Entonces, ¿cuándo practica? Con 1 hora de gimnasio o de trote no obtendrá el nivel necesario para lanzar a 90 mph, o jugar 90 minutos de Football, o correr maratones en menos de tres horas. Si lo logra, todo puede terminar cuando se presente un ascenso laboral o una temporada de trabajo especial u otra razón que haría perder las condiciones obtenidas. Por ello, un adulto debe trabajar en la liga que se adecúe a su nivel.

Ejemplo de liga de Volleyball de padres de un colegio. Fueron muchos años de una excelente experiencia de equipo máster.

En las ligas máster podemos encontrar cuatro tipos de deportistas:

  1. Verdaderos atletas ya retirados que quieren seguir participando en su deporte favorito. Siempre recuerdo a Pantaleón Espinoza (ex shortstop del Magallanes, ya subido de peso pero aun buen bate y lo ponían en 3a base), que jugaba en las ligas de Softball de la Electricidad de Caracas con mi padre.
  2. Buenos jugadores, que practicaron siempre deporte(s) y que no desarrollaron carrera deportiva porque se dedicaron a estudiar y trabajar, pero se desempeñan a buen nivel. También clasifican aquí los profesores de educación física, en buenas condiciones y expertos. Y, sin ánimo de ofender, también hay en esta categoría muchos “vagos” que ni estudiaron, ni son buenos trabajadores, y siendo buenos deportistas tampoco pusieron empeño y no llegaron lejos en el deporte. Las buenas ligas de máster están llenas de estos “buenos” jugadores y son las que le dan mayor nivel.
  3. Los nuevos atletas. Personas que se acercan por iniciativa propia o porque fueron invitadas. Practicaron deportes muy poco o nada en su juventud y les resulta una aventura completa iniciarse y practicar. Esto ocurre por lo general en el Bowling, pocos lo practican desde joven y casi siempre en las empresas hay temporadas de torneos y aparecen algunas estrellas que apenas tienen meses jugando.
  4. Los accidentales. “Estaba pasando por allí” y lo pusieron a jugar porque faltaba uno. O el médico le recomendó hacer deporte. O el departamento tiene un equipo y todos moralmente deben jugar. Los resultados en estos casos pueden ser cualquier cosa: un buen equipo no debería propiciar esta situación.
Cuando sales a jugar en tu liga, puedes encontrar rivales que pasan horas practicando diariamente en su barrio, pues sus ocupaciones y estudios (si los tienen) se lo permiten.

Veremos entonces que los niveles de juego vendrán dados por la mayor o menor cantidad de jugadores de cada categoría que disponga el equipo. Ya comenté una vez que en la liga de Softball Elecar jugamos una vez contra un equipo externo semipro, de una empresa de medicamentos genéricos, estaba llena de jugadores de las categorías 1 y 2. Obviamente arrasaban con nuestros mejores equipos que se formaban de las categorías 2 y 3. Mi esposa jugaba Volleyball Máster (madres del colegio de mis hijas), pocas tipo 2, muchas tipo 3 y varias tipo 4. Una vez jugaron contra un equipo de una fundación policial, todas 1 y 2 y como anécdota, las jugadoras del equipo rival alardeaban de las cicatrices que tenían de las operaciones para corregir lesiones deportivas (fracturas, esguinces y demás).

Sea cual fuere su categoría, hay dos nortes a seguir:

Va a practicar una actividad que le gusta: diviértase y aprenda. Hará muy buenas amistades, conocerá nuevas canchas y con suerte viajará a lugares diferentes.

Busque mantener su condición física. No fume (nunca), no beba como un cosaco (con el perdón de los cosacos abstemios), no engorde: disfrute su deporte. Esto le llenará de más satisfacción de lo que usted se imagina.

Cuando buscaba información de la liga “OTB” para usarla como ejemplo de liga máster, de Baseball muy bien organizada, donde jugaba mi cuñado (lamentablemente ya fallecido) y donde ahora está jugando mi sobrino Carlos, encontré esta agradable sorpresa. El número de jersey de mi cuñado fue retirado de todos los equipos.

Al decidir jugar en una liga Máster suponemos que usted es una persona que trabaja para mantenerse, que a lo mejor ya tiene constituida una familia (cónyuge y uno o más hijos, también puede tener a sus padres y/o suegros en su ámbito familiar), a lo mejor lleva una vida social y familiar activa, y va a practicar y jugar un deporte que le gusta. Este esquema es para destacar que ese deporte no será su única obligación, tiene otras y deberá balancear bien la dedicación a cada una para no fallar en alguna de ellas.

La familia. Deberá acordar con su cónyuge e hijos si van a compartir con usted en esta aventura deportiva. Algunas veces no podrán, o no tendrán el más mínimo interés en ir a verlo jugar. Para ellos esto puede llegar a ser un verdadero fastidio: llegar temprano, verlo practicar, ver el juego, soportar al público contrario en la tribuna, sonando música “vulgar” (salsa erótica, reaguetón y similares) a todo volumen y luego, de un juego en el que a lo mejor perdió, esperar que el atleta se cambie y converse con sus compañeros de juego (algunas veces mientras se toma una cerveza). Esto puede empeorar si cada uno de los acompañantes tiene tareas y asuntos pendientes en casa, y hasta clases y exámenes al día siguiente.

Pero puede ser aún más problemático porque a veces se planifican parrilladas (barbacoas) o algún tipo de “snack” interminable después del juego y es posible que los acompañantes no estén a gusto con esto (no es su medio social), sobre todo si se tuvo que llevar a algún otro familiar como padres, suegros o tíos.

Una posible solución es procurar llevarlos a estadios “bonitos” (como clubes campestres), donde puedan hacer algo más mientras esperan a que usted culmine sus actividades: disfrutar de parques, piscinas, otros deportes, merendar, etc. Lamentablemente, muchos estadios de Baseball son “feos” y otros “re-feos”. Estaré siempre agradecido con mis hijos y esposa por su compañía en mis muchos e interminables juegos y practicas.

Haciendo tareas durante una práctica de su papá. Hoy ambos son ingenieros; él mecánico y ella electrónica (faltan dos hijas más en esta foto).

El transporte. Muchos vivimos en ciudades, y los centros deportivos rara vez tienen cabidas en estas. Es habitual que la mayoría de las canchas y los campos de juego estén en las afueras de la ciudad. El transporte público por lo general no llega hasta donde está el lugar de juego, así que deberá contar con un vehículo en buenas condiciones o deberá conseguir compañeros que le apoyen en el traslado. Creo que mi carro estaría en mejores condiciones hoy en día si los campos deportivos en los que jugaba hubieran quedado más cerca.

El trabajo. A sus jefes o a sus clientes les va a importar un comino que usted sea el pitcher, el catcher, el cuarto bate o el manager del equipo. No cuente con que ellos le permitan que posponga sus obligaciones (“Entrego mañana,” o “¿Me puedo ir? Tengo un juego importante”), ni siquiera si el equipo es del departamento y, peor aún, si el jefe o la jefa no saben nada, ni les interesa saber, de ese deporte que usted juega (a veces para ellos es lo mismo si es Basketball o Curling o Pesapalló).

Lo peor que puede pasar es que a usted le ocurra un percance jugando y deba tomar reposo laboral como consecuencia. A mí me ocurrió: sufrí una luxación abierta de una falange en el dedo anular de la mano derecha, debido a un rolling que se desvió con una minúscula piedrita. Fueron tres semanas de reposo y yo era el único Ingeniero Civil en mi departamento. Olvídese de una buena evaluación ese año si eso le llega a ocurrir.

En la radiografía se ve claramente el desplazamiento de la falange. Después de tres semanas, la chica de la fisioterapia me hizo llorar … literalmente: “Esa mujer me hizo llorar de dolor”.

Los horarios. Algunos deportes son perfectos en esto, el Bowling, por ejemplo: cuando a usted le dicen que se jugará de tal a cual fecha, los jueves de 7:00 a 9:00 PM, usted puede estar seguro de que a las 8:55 PM del jueves le estarán terminando su última línea y se podrá ir a casa sin mayor inconveniente. La mayoría de los deportes de equipo no son así: los días de semana el horario puede ser fijo, 7:00 u 8:00 PM para un juego, pero no se sabrá el día, una vez puede ser el martes y otra un viernes. Los fines de semana no le extrañe que le toque decidir si va al mercado antes o después del juego (puede ser que ya no queden verduras frescas, o que se acaben las ofertas cuando decida jugar primero). Le puede tocar jugar un día a las 8:00 A.M y otro a las 6:00 P.M. El que establece los horarios puede ser alguien perverso.

La vida social. Compaginar sus compromisos sociales con sus obligaciones deportivas es otro tema. Más de una vez tendrá que decidir si asiste a una cena familiar o un juego de playoff. Habrá compromisos ineludibles: en el caso del 75avo aniversario de bodas de la Tía, o el matrimonio de su mejor amiga y usted es el padrino, yo le aconsejo que se pierda el juego de ese día.

Hay bodas a las que no se puede faltar. Este basketbolista “El Chacho” Rodríguez sabiamente asistió a la suya.

Otros. El mejor jugador de Softball de la Liga Elecar profesaba una religión evangélica: no asistía los domingos a los juegos, y obviamente algunos malvados planificadores de horarios se aprovechaban de esto para fijar juegos de playoff.

La salud también juega un papel importante en estos casos, el equipo contrario no lo va a tratar mejor si usted está con fiebre o malestar estomacal, avise que no se siente bien y sus entrenadores decidirán si juega o no.

Otro tema es “se me quedó un zapato o el short o el guante en la casa”, siempre me molestaba con mis compañeros de equipo que culpaban a la esposa de que no les había “preparado” bien el maletín, como si fuera su mamá, lo cual los dejaba a ellos como “niños”.

Por eso el deporte máster no es nada fácil. Así que cuando usted vea que el cuarto bate se poncha, o el goleador falla un penalti, o no entra la cesta de tres, considere que esa persona puede estar siendo presionada por un bote de aceite en el carro, su suegra puede estar con la cara amarrada en la tribuna, o el juego se retrasó y va a llegar tarde a la boda de la hija del jefe. Sea considerado antes de pitarlo o no lo haga con tanta vehemencia.

A veces exigimos a los atletas aficionados desempeños como si fueran profesionales. Algunos trabajan, estudian, tienen familia y otras responsabilidades que no podemos siquiera imaginar.

Por supuesto, muchos de sus compañeros de juego o del equipo contrario, sobre todo los que destacaron en el juego, por lo general, están divorciados, ni saben donde están los hijos (si los tienen) ni les importa, ni trabajan, ni estudian (¿de qué viviran?), y a lo mejor más tarde se los van a encontrar bien vestidos en la fiesta de la boda de la hija del jefe como si nada. La vida como el deporte, no siempre son justos. Moraleja: “Disfrute su deporte” luego tendrá muchas cosas para recordar.

Agradecimiento especial a Natalia Navas por la corrección y estilo en la redacción.